20/11/2015
Frustran ingreso de droga al país en operativos de Gendarmería en la frontera
La Aduana frustró el ingreso al país de cincuenta kilogramos de cocaína y 36 de pasta base, que eran trasladados escondidos en un vehículo , durante un control de rutina en el puente internacional de San Ignacio de Loyola que une las ciudades de Clorinda en Formosa, con Asunción, de Paraguay.

Los estupefacientes estaban distribuidos en 36 paquetes con textura tipo pasta base y 5 paquetes de cocaína, informó hoy la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

AFIP evitó un millonario ingreso al país de cocaína y pasta base La droga, valuada en 3.747.000 pesos, estaba escondida en el torpedo de una camioneta Ford EcoSport con patente argentina, conducida por un ciudadano argentino de 34 años.

Según lo informado por el organismo tributario en un comunicado, el hallazgo se produjo durante controles de rutina, cuando los agentes aduaneros percibieron anomalías en la estructura del vehículo, por lo que la derivaron a un examen más exhaustivo en el escáner.

Allí confirmaron la presencia de los paquetes que al ser perforados y sometidos a los reactivos del narcotest dieron positivo.

La causa quedó a cargo del Juzgado Federal de Formosa, que ordenó la detención del conductor y el secuestro de la droga y el vehículo.

 

¿Juez narco?

El titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias, luego de la indagatoria durante la que el juez de Orán estuvo junto a su asesor legal, señaló que “imputamos a Reynoso de liderar una organización criminal que recibía dinero a cambio de resoluciones judiciales favorables a personas vinculadas a causas de narcocriminalidad”.

“Reynoso también presentó pruebas que analizaremos y veremos si podemos colectar alguna mas”, añadió el fiscal, quien consideró que la versión de los hechos del juez oranense “no conmueve el cuadro probatorio que nosotros aportamos”.

Para Iglesias, “la principal prueba son las propias causas”, y Reynoso “goza de una inmunidad que le da su cargo de juez federal. De momento ningún juez puede ordenar una medida restrictiva. Él sigue funcionando como juez”.

Luego sentenció que “teniendo en cuenta la gravedad institucional del caso, creemos que el Poder Judicial de la Nación, en este caso representado por el Juzgado Federal uno de Salta, estuvo a la altura de las circunstancias”.

“Esta causa se trabajó muy bien desde ambos lados. Hay que reconocer que el juez Reynoso se presentó a declarar, como corresponde. Esperemos que la justicia resuelva”, puntualizó.