01/07/2016
Chamical: tremendo accidente no se convirtió en tragedia de milagro
Se trata Marcelo Reynoso (26), quien conducía su motocicleta y al llegar a la esquina chocó o fue chocado por un camión afectado a la Municipalidad. Una ambulancia de la Emergencia 107 se constituyó en el lugar y lo traslado al hospital.

Un espectacular accidente que no se convirtió en una verdadera tragedia sólo de milagro dejó con la boca abierta a más de un transeúnte que acertó a pasar por el lugar y provocó serias lesiones a un joven motociclista. Se trata del joven Marcelo Reynoso (26), quien conducía su motocicleta y al llegar a una esquina de la ciudad de Chamical chocó o fue chocado por un pesado camión, afectado al servicio de la Municipalidad de la ciudad llanista. A raíz del encotronazo el motociclista cayó pesadamente al asfalto y allí quedó tendido con abundante pérdida de sangre por sus fosas nasales, además de otras lesiones. Minutos después de constituyó en el lugar una ambulancia de la Emergencia 107, cuyos profesionales de la salud decidieron trasladar al joven al hospital Luis Agote para una mejor atención de sus lesiones.

 

Tremendo accidente

Fue ayer, a las 11.20, en la esquina de las calles Diego de Arroyo y 25 de Mayo, de la ciudad de Chamical. A esa hora circulaba por Diego de Arroyo una motocicleta marca Yamaha, Crypton, 110cc, color negro, conducida por el joven Marcelo Reynoso (26).

Por causas que se tratan de establecer, al llegar a la esquina con 25 de Mayo chocó o fue chocado por un camión marca Ford 700, color azul, con caja celeste, sin dominio, conducido por Nicolás Orellano (45), del Pasaje Reconquista, del barrio Tres Esquinas, de la ciudad de Chamical.

A raíz del tremendo encontronazo, el joven motociclista directamente voló varios metros y fue a dar con su cuerpo en el piso, donde quedó tendido hasta que se constituyó en el lugar una ambulancia de la Emergencia 107.

Lo profesionales de la salud le brindaron las primeras atenciones y luego decidieron trasladarlo al hospital Luis Agote para una mejor atención de las lesiones sufridas.