30/03/2017
Caso Minué: cuatro detenidos por el homicidio del joven
Se trata de cuatro jóvenes de entre 17 y 19 años. Están fuertemente sospechados de haber sido el grupo que circulaba en una camioneta y desde donde uno de ellos disparó y mató a Carlos Gabriel Minué (15). Secuestraron una camioneta Toyota y armas.

La causa por la que se investiga el cruento homicidio del adolescente Carlos Gabriel Minué (15), quien murió a raíz de un disparo de arma de gas comprimido disparado a muy corta distancia parece encaminarse hacia su esclarecimiento. 
Una seguidilla de allanamientos ordenados por el juez de instrucción, Gustavo Farías le permitió a los efectivos de la Dirección de Investigaciones detener a cuatro jóvenes, al parecer fuertemente sospechados de ser quienes circulaban en una camioneta Toyota Hilux y desde donde se disparó el balazo mortal.
Ayer, en una conferencia de prensa ofrecida por el juez Farías, en la que estuvo acompañado por el secretario de Seguridad, Luis Angulo, el jefe de Policía, Luis Antonio Páez y el director de Investigaciones, comisario general Carlos Madrid, el magistrado dijo que el disparo fue direccionado y que un testigo clave ayudó para detener a los sospechosos.
Durante una conferencia de prensa, el juez Farías confirmó que se trata de jóvenes de entre 17 y 19 años.
“Lo bueno es que por lo menos tenemos sospechosos lo cual es un avance significativo con respecto al viernes y sábado que no los teníamos”, indicó y precisó que la declaración de un testigo clave que presenció el hecho fue quien ayudó en gran medida a que se produzcan las detenciones.
En cuanto al hecho específicamente se dejó entrever que los jóvenes “habrían circulado en la camioneta Toyota que fue secuestrada en uno de los allanamientos y que habrían disparado desde el asiento trasero.
En este sentido se indicó que “aparentemente los detenidos y la víctima no se conocían entre ellos. Ellos dispararon a luminarias, a animales y en algún momento se les habrá ocurrido dispararle a una persona. Estamos investigando”, indicó el juez.
Precisó que de acuerdo al informe forense, el disparo se realizó desde una corta distancia y todo parece indicar que fue direccionado. El forense dijo que fue a corta distancia por lo que se puede inferir que fue direccionado, según los datos manejados hasta el momento ellos venían apuntando a luminarias y a animales, habrá que ver quién disparó pero la sospecha es que fue direccionado”, concluyó.

El horario y los lugares donde se realizaron los allanamientos ordenados por el juez
La seguidilla de allanamientos ordenados por el juez Gustavo Farías y cumplimentados por efectivos de la Dirección de Investigaciones comenzó a las 3.40 de ayer y se extendió hasta las 6.20.
El primer allanamiento, realizado a las 3.40 se efectuó en una vivienda ubicada en Peatonal 5, Casa 99, del barrio Alta Rioja, propiedad de Natalia Romina Blanche. En el lugar se procedió a la detención uno de los sujetos, de 19 años y se secuestró una carabina de aire comprimido con balines 5,5 mm, marca Apolo, un celular marca LG, una unidad de grabación de cámaras DVR que filmaban el exterior de la vivienda y una camioneta Toyota Hilux, color negro, dominio NFL-152.
El segundo allanamiento se realizó a las 5.20, en una vivienda ubicada en Leopoldo Vargas 1975, del barrio Jardín Norte. Allí se detuvo a otro joven, también de 19 años y se secuestró un celular de su propiedad.
El tercer allanamiento se realizó a las 5.30 en una vivienda propiedad del señor Juan Carlos Fermín Astorga, ubicado en Santo Domingo 1313, del barrio 9 de Julio. Allí se secuestró un celular marca Samsung J7, línea Claro, propiedad de otro de los detenidos, de 18 años de edad.
El último de los allanamientos se realizó a las 6.20, en una vivienda ubicada en calle Las Heras, del barrio Evita, propiedad de la señora Analía Noemí Mora, donde fue detenido un menor de edad hijo de la mujer.
En cuanto a los elementos incautados en el procedimiento se encuentran una carabina y un arma a gas comprimido. También se secuestró una camioneta y teléfonos celulares, estos últimos serán determinantes en la causa, ya que habría información en un grupo interno integrado por los sospechosos.
Aparentemente no habría ningún motivo para concretar los disparos. Los jóvenes salieron a disparar por diversión y no conocían a la víctima.