08/09/2014
Dos delincuentes detenidos luego de una espectacular persecución
Se trata de Claudio Barrios (25), del barrio Antártida IV y Maximiliano Caliva (20), del barrio Antártida I. Fueron detenidos por la Policía mientras escapaban y quedaron alojados en la Alcaidía, acusados del delito de robo en grado de flagrancia.

La rápida y efectiva reacción de uno de los efectivos de la Policía de la Provincia permitió la detención de dos delincuentes que acababan de robar elementos a una mujer que esperaba el colectivo en uno de los barrios periféricos de la Capital. Los malvivientes se movilizaban en una motocicleta y al pasar por la parada del colectivo “arrebataron” el teléfono celular a una mujer que esperaba el transporte público. Las mujer cayó pesadamente al piso mientras los delincuentes se daban a la fuga “felices” por el hecho perpetrado. Un móvil de la Comisaría Segunda los persiguió hasta darles alcance y procedió a la detención de uno de los delincuentes. Otro móvil que concurría en apoyo del primero detuvo al otro malviviente que había descendido de la moto “y regresaba” caminando para disimular. Se trata de Claudio Barrios 25), del barrio Antártida IV y Maximiliano caliva (20), del barrio Antártida I, a quienes se les secuestró el teléfono robado y la motocicleta Yamaha Crypton, que al parecer sería propiedad de la madre de Caliva.
El episodio que incluyó una espectacular y cinematográfica persecución por varias calles de barrios periféricos de la Capital, fue en la mañana de ayer, a las 9.30, en la ex “Curva de Vargas”, es decir la unión de Alem, Caseros y Felipe varela, justo en el ingreso al barrio los naranjos. 
A esa hora una mujer cuyos datos filiatorios se reservan por su seguridad, esperaba el colectivo en la esquina de Felipe Varela y Alem. La mujer se aprestaba a enviar in mensaje cuando aparecieron los delincuentes a bordo de la motocicleta.
Se trata de una motocicleta marca Yamaha Crypton, 110cc, color negro, aparentemente sin dominio, que conducía Claudio Barrios (25), del barrio Antártida IV, quien lo hacía en compañía de Maximiliano Caliva (20), del barrio Antártida I. Al parecer, la motocicleta sería propiedad de la madre de Caliva.
Luego de “la hazaña” los delincuentes emprendieron la fuga por Caseros en dirección Este a Oeste y al llegar al Pozo de vargas ingresaron por calle Hugo Peña al barrio Virgen de Los Cerros. A esa altura ya los perseguía uno de los móviles de la Comisaría Segunda, conducido por el suboficial Esteban Guardiola.
A la altura de “El Bordo”, casi donde termina el barrio Virgen de Los Cerros II, en una curva cerrada, uno de los delincuentes descendió de la motocicleta y el otro continuó la fuga. El conductor del móvil no se detuvo y continuó la persecución hasta detener a Claudio Barrios, luego de que la calle llena de piedras le reventó un neumático.
Otro móvil de la Comisaría Segunda que iba en apoyo de Guardiola, mientras subía por la calle Hugo Peña, un vecino le hizo señas respecto a que el sujeto que venía caminando a su encuentra era el delincuente que se había bajado de la motocicleta que escapaba de la policía.
En forma inmediata quedó detenido y fue identificado como Maximiliano Caliva (20), del barrio Antártida I.
Minutos después se constituyeron en el lugar los integrantes del Cuerpo de Sumariantes de la Comisaría Segunda, quienes labraron las actuaciones en torno al delito de robo en grado de flagrancia.
Por ello Barrios y caliva quedaron alojados en la Alcaidía de la Policía de la Provincia a disposición del juez de instrucción en turno, acusados del delito de robo en grado de flagrancia.