24/07/2017
Desvalijaron un stand de la Feria de Artesanos y se llevaron todo
Se trata del stand de fuentes de cerámica, cada una de alto valor económico. El o los delincuentes robaron todo lo que encontraron a su paso, pero a que en el contrato con la organización se estableció un total de 8 serenos para cuidar el predio.

Una situación por demás desagradable vivieron dos artesanos que llegaron a La Rioja, especialmente invitados a participar de la Fiesta Nacional del Artesano, que organiza la asociación Artesanos Unidos y cuenta con el auspicio de entidades estatales. Ayer, a la mañana cuando concurrieron a abrir para comenzar con la jornada de trabajo se dieron con la sorpresa de que sus obras, consistentes en fuentes y cascadas con bombas para la circulación del agua brillaban por su ausencia. En forma inmediata radicaron la denuncia en sede policial y antes que nada se dieron con lo más desagradable. Los organizadores les pidieron que no lo hagan público y la Policía “evaluó” que lo robado “no supera los 1.500 pesos”. El artesano indignado dijo que lo robados “debe superar tranquilamente los 50.000 pesos, entre catorce motores, fuentes, luces, mangueras, tijeras, platos y otros elementos robados”, dijo indignada Ruth González, una de las propietarias. Los jóvenes damnificados son Andrés Casajoana y Ruth González, ambos de Córdoba.

Curioso robo
El curioso robo, por el hecho de que por contrato se fijo una fuerte custodia del predio donde están levantadas las carpas de la Fiesta Nacional del Artesano, fue ayer, se estima que entre la hora de cierre y la madrugada.
El puesto atacado por el o los delincuentes estaba ubicado en la esquina de San Nicolás de Bari y Baltazar Jaramillo, por lo que al menos aparece como curioso que ninguno de los guardias y serenos, además de los Policías que recorren la zona no hayan visto nada sospechoso.
Sea como fuere, el o los delincuentes tuvieron tiempo para desatar las sogas, abrir la carpa para comenzar a retirar las costosísimas fuentes, motores para la circulación del agua, fuentes, luces, mangueras, tijeras, platos, entre otros elementos de alto valor económico.
Pero al parecer lo más grave que les tocó vivir a los jóvenes artesanos fue la respuesta de parte de los organizadores, es decir de la asociación Artesanos Unidos y de la propia Policía. “Teóricamente esto tiene que contar con seguridad pero no sé qué pasó, encima nos echan la culpa a nosotros, que nos robamos nuestras propias cosas”, dijo Andrés, oriundo de Córdoba.
De acuerdo al joven artesanos “el espacio cuesta 4 mil pesos por semana y cuentan con 8 serenos durante la noche, de acuerdo al contrato”. Sin embargo, Andrés aseguró que desde la organización se molestaron porque él dio a conocer el hecho en los medios de prensa y le pidieron que no haga la denuncia, a cambio de $1.500 en concepto de una especie de resarcimiento por el robo.
Finalmente reveló que “la policía vino y levantó datos, preguntó precios estimados de lo que se llevaron y después vino el encargado y nos dice que el Jefe decía que solo eran $1.500, yo le dije que fuera a hablar con la policía porque ellos tenían anotado y eran alrededor de $50.000 en total”, concluyó.