26/07/2017
Un detenido y un auto secuestrado por el cuantioso robo en Milagro
Se trata del robo de más de medio millón de pesos que un comerciante guardaba en su casa. Ayer hubo allanamientos ordenados por el juez y fue secuestrado un auto. El intendente Ferrari se quejó de la desidia y la inacción policial.

La investigación por el cuantioso robo perpetrado en la localidad de milagro, cabecera del departamento general Ocampo, que generó`o profunda preocupación entre las autoridades y la propia comunidad registró importante novedades. Si bien todavía no puede conocer a fondo los detalles se pudo establecer que la policía secuestró un automóvil que estaría seriamente comprometido en virtud de que las cámaras de seguridad detectaron que “merodeaba” el lugar del hecho en forma sospechosa. En forma paralela, ayer se realizaron dos allanamiento, uno en barrio Hipotecario y el otro en la zona del Ferrocarril. Pese a que los resultados habría sido “altamente positivos” no se puede adelantar ningún detalle en virtud de que la investigación continúa y podría servir para alertar algún implicado.

Cuantioso robo
El robo de la importante suma de dinero, consistente en 200.000 pesos en efectivo, un cheque de 82.000 pesos, más 180.000 pesos en efectivo y 4.000 dólares que investiga la Policía se registró el pasado domingo en una vivienda ubicada en Rivadavia 245, de la localidad de Milagro, propiedad de la familia Machuca, donde funciona además un comercio de venta de electrodomésticos y al lado una agencia de venta de automóviles cero kilómetro.
La investigación policial, de acuerdo a lo que reportó el comisario Rubén López, se confirmó el secuestro de un automóvil que fue detectado en las cámaras de seguridad de un comercio vecino merodeando el comercio robado.
También se confirmó la existencia de una persona demorada en torno al cuantioso robo. Ayer, mientras tanto se realizaron dos allanamiento en el marco de la investigación.
La policía está indagando además a los varios empleados del negocio y del entorno familiar porque el conocimiento del o los autores del robo era amplio con respecto a los horarios de ausencia de los propietarios como así también por el lugar donde se encontraba el dinero.