03/10/2014
Dos jóvenes salvaron sus vidas de milagro en un terrible accidente
Se trata de Claudio Montivero (26) y Bryan Javier Agüero (22), ambos del barrio Alta Rioja. Circulaban en moto en la misma dirección que un auto. El auto giró a la izquierda y al esquivarlo cayeron al piso. Por las heridas fueron trasladados al hospital.

La ola de accidentes de tránsito que se registra en la Rioja tuvo ayer un episodio de características graves y que además no se convirtió en una tragedia de milagro. Dos jóvenes motociclista intentaron sobrepasar la marcha de un automóvil que circulaba en el mismo sentido y cuando estaban superándolo, el vehículo giró a la izquierda en forma imprevista. En el intento de evitar el encontronazo el conductor de la motocicleta efectuó una brusca maniobra que provocó el derrape de la moto. Los dos ocupantes de la motocicleta literalmente volaron y fueron a dar con sus cuerpos en el piso. El conductor rodó varios metros y pegó con su cabeza en el filo del cordón, por lo que sufrió heridas cortantes con abundante pérdida de sangre. El acompañante directamente cayó sobre la vereda del frente. Se trata de Claudio Montivero 26), de la calle Pamplona y Bryan Javier Agüero, de la calle Pelagio B. Luna, ambos del barrio Alta Rioja, quienes fueron trasladados rápidamente por una ambulancia de la Emergencia 107 que se constituyó en forma inmediata en el lugar.
Fue ayer, a las 17.45, en la esquina de la calle Suecia y la avenida Santa Rosa, en el barrio Vial. A esa hora, un automóvil marca Renault 9, color rojo, dominio AXZ-714, conducido por el señor Juan Carlos Sánchez (47), del barrio Progreso circulaba por la avenida de Sur a Norte. En el mismo sentido lo hacía una motocicleta marca Yamaha YBR, 125cc, color negro, sin dominio, conducida por Claudio Montivero (26), de la calle Pamplona 295, del barrio Alta Rioja, quien lo hacía en compañía der Bryan Javier Aguero (22), de la calle Pelagio B. Luna, también del barrio Alta Rioja, ambos sin el caso reglamentario colocado.
El conductor de la motocicleta intentó superar la marcha del automóvil y cuando ya lo estaba logrando, el conductor del Renault decidió girar a la izquierda sin percatarse de la proximidad de los motociclistas.
La brusca maniobra del motociclista para evitar el encontronazo con el automóvil provocó un derrape de la moto justo en la bocacalle, por lo que el motorodado resbaló unos metros y se detuvo, en tanto que los motociclistas fueron a dar con sus cuerpos en el piso.
El conductor de la moto, que fue quien más rodó sobre el asfalto pegó con su cabeza en el cordón de la vereda lo que le provocó cortes con abundante pérdida de sangre, pero al parecer no revestían gravedad.
Su acompañante fue a dar directamente con su cuerpo sobre la vereda, en la ochava donde quedó tendido hasta que se constituyó en el lugar una ambulancia de la Emergencia 107, cuyos profesionales brindaron en el lugar las primeras atenciones y luego de una breve evaluación decidieron trasladar a los dos motociclistas al hospital Enrique Vera Barros.
Trabajaron en el lugar efectivos de la Comisaría Séptima y las actuaciones las labró la División Accidentes Viales.