07/10/2014
Camión hormigonero volcó y no provocó una tragedia de milagro
Se trata de un camión Mercedes Benz, conducido por Cristian Nicolás De la Fuente, quien lo estacionó y se olvidó de trabar el freno de mano. El camión descendió un pronunciado desnivel y volcó. El chofer quedó herido al intentar subir y caer del camión.

El joven conductor de un camión de gran porte que transportaba hormigón para una obra en construcción tuvo que ser trasladado al hospital Enrique Vera Barros, luego de caer del camión al que subió luego de estacionarlo y olvidar trabar el freno de mano. Por ese motivo el inmenso transporte comenzó a descender un pronunciado desnivel de la calle, sin su conductor, quien cuando se percató ascendió al camión en marcha y cayó al asfalto luego de resbalarse. Por fortuna pudo “sacar” rápidamente su cuerpo de donde había caído porque por allí pasó una de las ruedas a escasos milímetros de su humanidad. El conductor fue identificado como Cristian Nicolás de la Fuente (29), quien fue trasladado al hospital al caer del camión cuando intentó detenerlo. Minutos antes niños del populoso sector del noroeste de la Capital jugaban en la zona donde finalmente el pesado transporte quedó de costado, luego de volcar.

Terrible accidente
Fue ayer, a las 10.10, en la esquina de las calles San Luis y Santa Cruz, en el barrio San Martín, donde se construye el parecer un complejo de departamentos. A esa hora, el señor Cristian Nicolás de la Fuente (28), arribó al lugar conduciendo un camión marca Mercedes Benz, color blanco, dominio RXR-553, con su tanque mezclador de hormigón de grandes dimensiones y una carga completa de hormigón para una obra en construcción del lugar.
El chofer estacionó el camión y descendió, al parecer a conversar con la propietaria o encargada de la obra y cuando menos lo esperaba el camión se puso en movimiento, al parecer porque el conductor se olvidó de accionar el freno de mano.
El descontrolado camión comenzó a descender el empinado desnivel de la calle y el chofer corrió para subir y detenerlo, pero al parecer resbaló y cayó al asfalto. Sus reflejos le permitieron “sacar” rápidamente el cuerpo de donde había caído, porque por allí pasó una de las pesadas ruedas del pesado transporte.
Pese al rápido esfuerzo que directamente le salvó la vida, el conductor sufrió lesiones de todo tipo, aunque por fortuna ninguna de ellas le puso en riesgo su vida. Igualmente fue trasladado al hospital Enrique Vera Barros para una mejor atención de las lesiones que sufrió.
Minutos después se constituyó en el lugar una dotación del Cuerpo de Bomberos, encabezados por su propio jefe, comisario Ruben Córdoba, quienes ordenaron el concurso de una grúa de gran tamaño para las tareas de poner al pesado transporte en su posición normal. Mientras tanto, varios trabajadores de la obra en construcción levantaron con palas y carretillas el hormigón que había quedado esparcido por el piso.
Por la tarde, fuentes médicas reportaron que el conductor del camión había sido dado de alta y que sus lesiones no constituían gravedad.