10/06/2014
Caso Taboada: Oliva se abstuvo de declarar ante el juez Barría
Se trata de Matías Sebastián Oliva (27), quien se encuentra detenido desde el hallazgo del cuerpo sin vida del joven Mario Roberto Taboada (26). La doctora Soledad Varas le pidió que se abstenga hasta que ella acceda y analice el expediente.

La causa por la que se investiga el homicidio del joven Mario Roberto Taboada (26), cuyo cuerpo sin vida fue encontrado al costado del camino a finca El Pinar registró ayer un nuevo capítulo. El único sospechado de ser el autor del homicidio, Matías Sebastián Oliva (27), se abstuvo de declarar ante el juez Héctor Daniel Barría. El detenido siguió el consejo de su abogada, la doctora Soledad Varas, quien presentó el poder que la habilitó como defensora a las 8.30 y la indagatoria recién se realizó a las 9.00, por lo que no tuvo tiempo de acceder al expediente. La letrada no descartó que su defendido pueda declarar una vez que “tengamos contacto con todas las pruebas que están incorporadas (al expediente). Hay muchísima información y faltan muchos informes”, argumentó la abogada.

Abstención
Fue ayer, poco después de las 9.00, en la sede del Juzgado de Instrucción en lo Criminal y Correccional Nº3, del doctor Héctor Daniel Barría, ubicado sobre la calle Pelagio B. Luna. A esa hora, el camión de transporte de detenidos de la Policía de la Provincia ingreso al edificio judicial, trasladando desde la Alcaidía a Matías Sebastián Oliva (27), único detenido y fuertemente sospechado de ser el autor del homicidio del joven Taboada.
Minutos después y tras cumplir con los requisitos formales, el detenido Oliva, fuertemente custodiado ingresó al despacho del magistrado, donde los instructores lo aguardaban desde temprano, junto al representante del Ministerio Público Fiscal, los abogados de la familia de la víctima y la flamante defensora del imputado, Soledad Varas.
Apenas iniciada la audiencia y luego de preguntársele por sus circunstancias personales, se le consultó si iba a declarar o no, advirtiéndole que le asiste el derecho constitucional de hacerlo o no, sin que ello signifique presunción alguna en su contra.
Aconsejado por su abogada, Oliva respondió que no iba a declarar con lo que se dio por finalizada la audiencia fijada por el juez Barría. Luego fue revisado por el médico forense y minutos después retornó a su celda de la Alcaidía de la Policía de la Provincia, en la zona Sur de la Capital.

El hecho
Como se recordará, el joven Mario Roberto Taboada (26), fue encontrado sin vida, al costado del camino a finca El Pinar, el pasado sábado 24 de mayo, alrededor de las 7.00, cuando un vecino de esa zona rural de la Capital acertó a pasar por el lugar y vio a “una persona o un grupo arrojando un bulto que parecía un cuerpo, desde un automóvil oscuro, parece negro”, según informó al 911.
Minutos después, el chofer de uno de los camiones que transportan áridos y que transitan por el lugar avisó al 911 de la existencia de un cuerpo aparentemente sin vida al costado del camino. Ya los móviles de la Comisaría Sexta llegaban al lugar.
Poco antes del mediodía de ese mismo sábado, el automóvil marca Ford Fiesta Titanium, color negro, dominio NHD-804, propiedad de Taboada y en el que se movilizaba ese día fue encontrado en estado de abandono en el centro de la Capital, en Dalmacio Vélez Sarsfield, pasando unos metros la esquina con Adolfo E. Dávila.
Desde ese día una batería de diligencias procesales fueron ordenadas por el juez Héctor Daniel Barría con el fin de investigar lo que había ocurrido y las circunstancias que rodearon al tremendo caso.
En ese tren surgió la posibilidad, casi la certeza de que Taboada habría muerto inyectado por químicos letales de “manejo clasificado”, de los que solamente existen en los quirófanos de hospital o sanatorios privados.
Justamente la pareja o ex pareja de Oliva sería una instrumentadora quirúrgica que trabajaba en el Incor, desde donde se confirmó que las ampollas secuestradas eran lotes de ese centro médico, desde donde se dejó trascender que la mujer fue separada de sus funciones.

Doctora Soledad Varas
“Oliva va a declarar después de conocer los elementos incorporados al expediente”

La abogada patrocinante de Matías Sebastián Oliva (27), la doctora Soledad Varas dijo ayer que la negativa de declarar en la indagatoria de su cliente “no se debe a que él no esté en condiciones, sino que soy yo la que no está en condiciones de defenderlo, porque hace 30 minutos me constituí en su defensora y todavía no conozco el expediente”.
La letrada concurrió a los juzgados alrededor de las 8.00 para ingresar el poder con el que se constituyó en abogada defensora del detenido Oliva, en torno al expediente por el que se investiga la muerte del joven Mario Roberto Taboada, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado al costado del camino a finca El Pinar.
La doctora Varas indicó antes del inicio de la audiencia en la que el juez Héctor Daniel Barría iba a indagar a Oliva que “soy yo la que no está en condiciones de asistirlo debidamente porque aún no conozco el expediente, lo que no significa que más adelante lo haga, una vez que tome contacto con los cuerpos del expediente.
“Seguramente va a declarar una vez que tome contacto con todas las pruebas que están incorporadas. Hay muchísima información incorporada y faltan muchos informes, lo que dificulta el trabajo de la defensa si es que no conoce esos elementos”, precisó la letrada.
Asimismo reveló que anteanoche visitó a Oliva en la Alcaidía y “recién hoy (por ayer) presenté el poder de abogada patrocinante”