19/06/2015
La Policía esclareció varios delitos y recuperó los elementos robados
Entre los elementos recuperados figuran motocicletas, bicicletas, televisores, hornos microondas y hasta garrafas. Hubo varios malvivientes detenidos y quedaron en

Una preocupante ola de delitos contra la propiedad perpetrados en la zona Noroeste de la Capital tuvo su punto final en virtud de la rápida reacción y respuesta de los efectivos de la Comisaría Segunda, quienes apenas receptadas las denuncias pudieron establecer el paradero de los elementos robados y de ese modo secuestrarlos para luego entregarlos a sus legítimos propietarios. Entre esos elementos recuperados por la Policía hay varias motocicletas, bicicletas, televisores y electrodomésticos. Por esos delitos fueron detenidos varios sujetos que quedaron a disposición del juez de instrucción en turno.

Delitos esclarecidos
La información fue proporcionada por el jefe de la Comisaría Segunda, comisario Jorge Luis Corzo, quien además entregó una gacetilla con los delitos y una nómina de los elementos recuperados.
Uno de los hechos fue el robo de una garrafa para gas de 10 kilogramos, un horno microondas, un televisor LED, de 32 pulgadas, los que fueron secuestrados del domicilio de un señor identificado con el apellido de Corzo, del barrio Ferroviario.
Asimismo fue esclarecido el robo perpetrado contra Jésica Aníbal Robles, del barrio Los Olivares, quien al parecer se ausentó por varias horas de su vivienda y al regresar se dio con que delincuentes violentaron la puerta para ingresar y robarle varios elementos.
Entre esos elementos figuran una bicicleta rodado 20, un decodificador de DirecTV y prendas de vestir, los que fueron recuperados en viviendas de otros barrios donde al parecer ya habían sido comercializados.
También fue esclarecido el robo de una garrafa para gas de 10 kilogramos que le fue robada a Víctor Hugo Pérez, del barrio Yacampis, a cuya vivienda ingresaron por el fondo, luego de saltar la tapia.
La garrafa robada fue secuestrada de una vivienda ubicada en calle Cartagena, del mismo barrio Yacampis, propiedad de Ana María González.
La garrafa se encontraba en estado de abandono en los fondos de esa vivienda, desde donde la Policía la secuestró.